Es una herramienta acertada para detectar fallas en las máquinas y pronosticarlas con tiempo suficiente, a fin de evitar paros inesperados, desmontajes innecesarios y cambios de componentes de máquina que aún poseen vida útil; esto se traduce en una reducción significativa de costos de mantenimiento (ver beneficios en mantenimiento predictivo).

La medición de vibraciones debe efectuarse de modo periódico para optimizar sus resultados; se realiza con la máquina trabajando y su evaluación se hace soportada en la norma ISO 10816-1 de severidad vibratoria. Este servicio se utiliza en elementos rotativos de máquinas  como ventiladores, motores, bombas, molinos, rotores, rodillos, etc.

Los equipos utilizados para la prestación de este servicio son de última generación y de marcas reconocidas mundialmente.

Algunos de los problemas que pueden ser detectados son:

  • Desbalanceo
  • Desalineación
  • Estado de los ejes
  • Resonancia estructural
  • Pata coja
  • Fallas en los engranajes
  • Deterioro de los rodamientos
  • Estado de las correas
  • Solturas mecánicas
  • Holguras
  • Excentricidades
  • Problemas eléctricos